Semana Mayor… Una vez más contemplamos el misterio, contemplamos a Cristo.

Una vez más contemplamos el misterio, contemplamos a Cristo…

A las puertas de conmemorar una vez más la Semana Mayor, podríamos correr el riesgo de que la inmediatez y la cultura de lo fácil nos quieran apartar de la novedad que nos imprime el Evangelio. Cristo que es el mismo ayer, hoy y que siempre (cf. Heb 13,8.) siempre está dispuesto a salvarnos, a caminar junto a nosotros, a ser partícipe de nuestra vida para que la suya inmersa en nuestro quehacer marque pauta de historia de salvación, de manera personal y comunitaria, tal como lo hemos advertido en nuestro IV Plan Diocesano de Pastoral.

Recordamos con todo el corazón estos días santos, pero en esta ocasión con el sólido propósito de que no sea de cualquier manera sino poniendo todo empeño en conocer la voluntad del Señor para con nosotros (cf. Col 1,9) teniendo como certeza adelantada de que su esperanza nunca nos defrauda (cf. Rm 5,5).

Tenemos una nueva oportunidad para vivir en nuestra interioridad y comunidad el verdadero paso de Dios en medio de nuestra historia, nuestra vida, lo que más nos duele y de lo que nos alimenta para poder ser mejores creyentes, más abiertos a su voz, al clamor también de nuestros hermanos menos favorecidos que buscan justamente el favorecimiento de unas manos generosas como las nuestras, apoyados sin duda de la gracia que nos capacita para amar, nos hace capaces de Dios, capaces de entregar la vida a imitación del maestro. No contemplemos de lejos este acontecimiento salvífico, ¡seamos parte de este misterio!

Carlos Gerardo  Salazar. 

Publicado en Noticias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − trece =