VISITA “AD LIMINA” CON COLOR LIMONENSE

Estos días, los obispos de la Conferencia Episcopal de Costa Rica se encuentran cumpliendo con el mandato del Código de Derecho Canónico, que en el cánon número 400 establece que:  “El Obispo diocesano, el año en que debe presentar la relación al Sumo Pontífice, vaya a Roma, de no haber establecido otra cosa la Sede Apostólica, para venerar los sepulcros de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo, y preséntese al Romano Pontífice”. Además, el párrafo 2 del mismo cánon, establece que esta obligación debe cumplirla de forma personal.

Precisamente esta mañana, al ser las 10:00 hora de Roma (2:00 a.m hora de Costa Rica), nuestros Obispos cumplieron con esta obligación;  se encontraron con el Papa Francisco en audiencia privada, y cada uno fue presentando al Santo Padre la relación de su diócesis, un informe detallado de la marcha pastoral de cada una de las diócesis de nuestro país.

Al respecto, el Obispo de Limón, Monseñor Javier Román Arias, escribió en su cuenta personal de Facebook:  “El encuentro con el Santo Padre hoy en el marco de nuestra visita “ad limina” tuvo un calor muy familiar. Nos sentimos a gusto dialogando con el Santo Padre sobre la realidad de nuestras diócesis, los esfuerzos que se hacen para alcanzar a los alejados y a los descartados de nuestra sociedad”.

Con respecto al diálogo sostenido con el Papa Francisco, el obispo pudo contarle al Santo Padre la realidad que se vive en nuestra iglesia particular de Limón, y de todos los desafíos pastorales que como pueblo de Dios enfrentamos todos los días. Nuestro obispo nos cuenta que: “En mi caso pude contarle acerca de lo bello de Limón, su gente, alegrías y esperanzas, pero también los retos que enfrentamos juntos”,  a lo cual el Santo Padre respondió a nuestro pastor con palabras de ánimo para seguir adelante.

REGALOS AL SANTO PADRE, SALUDO Y COMUNIÓN DE LA IGLESIA LIMONENSE CON EL PAPA

Monseñor entrega al Papa obra limonense.

Entre los detalles de esta visita y del encuentro con el Santo Padre Francisco, destaca la entrega de un cuadro pintado por el artista limonense Onorio Cabraca, una bella pintura de un paisaje nocturno que “encantó” al Papa Francisco, según las mismas palabras de Monseñor Román, y que lleva por nombre el de un plato caribeño llamado “Rondón”.  El cuadro fue pintado en “El pasaje”, en el centro de la ciudad de Limón, lugar donde se reúnen los artistas limonenses a realizar sus obras.. Este regalo fue presentado al Papa a nombre de toda la iglesia limonense.

Además, Monseñor hizo entrega al Santo Padre de un pectoral (cruz que llevan los obispos colgando al cuello). Monseñor Román dijo que esta obra fue confeccionada por don Gerardo Mora, de Los Guido de Desamparados, donde se representa al Buen Pastor.

Con estos dos regalos, Monseñor dice que “Además del saludo y el cariño del pueblo limonense, quise dejarle al Santo Padre una muestra concreta de nuestra comunión con él, a través de dos obras hechas por humildes artesanos de nuestro país”. También comentó en su perfil de Facebook que “El Papa recibió ambos obsequios con agradecimiento y destacando detalles de su elaboración”.

Obra entregada al Papa Francisco

Publicado en Noticias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 − 4 =